Uso de los ejercicios de Kegel para el bienestar durante el embarazo y el posparto

kegels exercise for pregnancy

ejercicios de kegel para el embarazo No hace falta decirlo, pero el embarazo es duro para el cuerpo de muchas maneras. Afortunadamente, existen herramientas y ejercicios que ayudan a preparar el cuerpo, lo apoyan durante el embarazo y ayudan con la recuperación durante el posparto. Uno de los ejercicios clave que animamos a las personas con vaginas a hacer son los ejercicios de Kegel y, afortunadamente, ayudan en todas las fases del proceso de embarazo.

Ya sea que alguien tenga un parto vaginal o no, llevar un bebé durante nueve meses ejerce mucha presión sobre todos los músculos y órganos del cuerpo. Los músculos del piso pélvico soportan gran parte de esa tensión, literal y figurativamente, ya que trabajan para soportar no solo el peso del bebé, sino también la función de órganos como la vejiga, el ano y el tracto digestivo. Afortunadamente, los ejercicios de Kegel constantes durante el embarazo pueden fortalecer los músculos y facilitar todas las funciones importantes durante todo el proceso.

[producto-cta]

Por qué los ejercicios de Kegel son beneficiosos para las mujeres embarazadas

Un kegel es realmente solo una contracción muscular que, cuando se hace repetidamente, aumenta la fuerza muscular, la elasticidad y el flujo sanguíneo. Entonces, ¿por qué las mujeres deberían hacer ejercicios de Kegel durante el embarazo? Porque fortalecen los músculos del piso pélvico, lo que permite que el músculo funcione mejor y se recupere después de pasar por los factores estresantes del parto.

Algunos de los principales beneficios que ven las mujeres cuando tienen una rutina fuerte de ejercicios de Kegel antes, durante y después del embarazo incluyen:

  • Un momento más fácil para quedar embarazada. Los músculos sanos y fuertes del suelo pélvico producen una lubricación más natural, lo que permite que los espermatozoides se muevan con mayor eficacia por el cuerpo.
  • Más fuerza para pujar durante el parto. Los músculos más fuertes significan que su cuerpo puede trabajar más para mover el cuerpo a través del canal de parto.
  • Mejor control sobre fugas (orina, gases, heces). Esto es cierto antes, durante y especialmente después del embarazo. Muchas mujeres, el 66 % , experimentan algún tipo de fuga. Cuando los músculos son débiles, especialmente con la tensión adicional del embarazo, a veces pueden perder la capacidad de retener la orina u otras materias. Cuando los músculos son más fuertes, pueden controlar mejor las funciones corporales y recuperarse más rápido después del parto.
  • Recuperación más rápida después del parto. Aproximadamente el 48% de las mujeres se preocupan por la laxitud antes de quedar embarazadas, por lo que establecer una buena rutina de ejercicios de Kegel con anticipación puede ayudar a que su cuerpo se recupere más rápidamente después del embarazo. Esta elasticidad mejorada del músculo puede reducir la posibilidad de desgarros durante el proceso de parto.

En general, los ejercicios de Kegel para el embarazo pueden conducir a una mejor función y control antes, durante y después del parto.

¿Cuándo debo comenzar a hacer Kegels durante el embarazo?

Has aprendido acerca de los asombrosos beneficios de un suelo pélvico fuerte. Su próxima pregunta emocionada es probablemente si puede hacer ejercicios de Kegel durante el embarazo. Si ya estás embarazada y no tienes una rutina de Kegel, te recomendamos consultar con un médico antes de comenzar un nuevo ejercicio. Esto también es cierto durante las seis semanas posteriores al parto, ya que es probable que su cuerpo aún se esté recuperando y se deba tener un cuidado especial.

Si planea quedar embarazada en el futuro o está fuera del período de espera posparto de seis semanas, le recomendamos que comience su rutina de kegel ahora para que pueda comenzar a fortalecer los músculos del piso pélvico. La mayoría de las mujeres pueden beneficiarse de la introducción de una rutina de Kegel, sin importar su edad.

Una forma de acelerar el proceso de fortalecimiento del suelo pélvico antes o después del embarazo es introducir pesas para el suelo pélvico. Dispositivos como Kegelbell toman la ciencia de los ejercicios de Kegel y amplifican los resultados al incorporar pesas externas. Al agregar pesas, las personas con vaginas pueden reducir el tiempo que pasan haciendo ejercicios de Kegel de tres veces al día a solo cinco minutos, tres veces a la semana en el modo de desarrollo muscular o una vez a la semana en el modo de mantenimiento.

Cómo hacer ejercicios de Kegels para el embarazo

Si eres nuevo en los ejercicios de Kegel, te recomendamos que consultes a tu médico antes de comenzar con una nueva rutina. Una vez que te hayan dado el visto bueno, te recomendamos que hagas el siguiente ejercicio:

  1. Identificar los músculos del suelo pélvico. Cuando detienes el flujo de orina a la mitad, esa sensación muscular es la activación de los músculos del piso pélvico. Asegúrate de no contraer otros músculos como los abdominales, los glúteos o los cuádriceps. Para alguien cuyos músculos pueden haberse atrofiado levemente, puede ser difícil enfocarse en los músculos del piso pélvico de inmediato.
  2. Evalúa tu fuerza actual. Inserte un dedo en la vagina y luego haga una contracción a su alrededor. Califique su nivel de compresión del 1 al 5. Esto le dará una línea de base para trabajar a medida que comience a fortalecer los músculos del piso pélvico.
  3. Establece un recordatorio y apégate a tus ejercicios de Kegel para la rutina del embarazo. Complete los siguientes dos conjuntos de ejercicios dos o tres veces al día:
  • 20–50 ejercicios de Kegel manteniendo cada uno durante el período de resistencia establecido con descansos de 10 segundos
  • 20-50 ejercicios de Kegel sostenidos durante parpadeos de contracción de 1 segundo con descansos de 1 segundo
  • ¡Ser paciente! Puede tomar hasta 12 semanas desarrollar nuevas fibras musculares y fortalecer los músculos del piso pélvico. La paciencia puede ser difícil en un mundo ocupado. Ser amable con usted mismo.

¿Quiere conocer más consejos avanzados para los ejercicios de Kegel después del parto? Descarga nuestra Guía de Kegel .

Cuándo evitar los ejercicios de Kegel como mujer embarazada

Lo mejor que puede hacer al introducir una nueva rutina de ejercicios, especialmente durante el embarazo, es consultar primero a su médico. También recomendamos que las mujeres esperen para los ejercicios de Kegel después del parto hasta que tengan al menos seis semanas después del parto. Sin embargo, como regla general, si hay algún dolor agudo o malestar, detenga el ejercicio y comuníquese con su médico. Las personas con músculos pélvicos demasiado tensos y contraídos, llamados "hipertónicos", también deben evitar cualquier nueva rutina de Kegel a menos que su médico lo autorice.

Potencia tu rutina de Kegels

Si planea quedar embarazada o está en el posparto y no tiene tiempo para hacer ejercicios de Kegel tres veces al día o está buscando un nuevo desafío para los músculos del piso pélvico, puede ser el momento de explorar el levantamiento de pesas vaginales con Kegelbell . Kegelbell incorpora pesas externas para acelerar el desarrollo muscular del suelo pélvico. Nuestros clientes informan que no solo ven fugas reducidas o eliminadas, sino que también ven una mejor laxitud, mayor lubricación natural, orgasmos más intensos y mucho más.

Si bien muchas personas acuden a Kegelbell por pérdidas de orina, continúan usándolas para todos los demás beneficios, incluido el tratamiento de la laxitud. Obtenga más información sobre cómo puede llevar su rutina de Kegel al siguiente nivel con Kegelbell.

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.

Vagina Gym Includes

Kit original de Kegelbell® The Vagina Gym®

$109.95

Por qué usar Kegelbell®:

- Mejorar el control de la vejiga y el intestino

- Reducir el riesgo de prolapso de órganos pélvicos

- Tratar la disfunción sexual femenina (FSD)

Empezar